Seguínos en Facebook http://goo.gl/EASU5

   
     +54 0341-156043694 | +54 0341-156807795
Tap To Call

Fomentando los cinco sentidos

Muchas parejas concurren a mi consultorio aburridas de sus encuentros sexuales. Generalmente refieren que con el tiempo su intimidad física se redujo a una penetración corta y estereotipada, con frecuencia en el mismo lugar de la casa y prácticamente los mismos días de la semana. Al preguntarles cómo lo pasan cuando tienen relaciones, me dicen generalmente “bien”, “llegamos al orgasmo correctamente”, entre otras respuestas. Pero algo les falta, que no les satisface del todo.

Comencemos con definir que entendemos por placer sexual, ya que el mismo, va más allá de la penetración y llegada al orgasmo.

Cuando hablamos de placer sexual nos referimos a la participación de diversas sensaciones de disfrute y  satisfacción que se experimentan en una relación sexual y que no sólo se reducen al acto coital. Sino que tiene que ver con las que se experimentan a través de sensaciones provistas por los cinco sentidos: visuales, olfativas, auditivas, táctiles y gustativas.

Desde esta perspectiva, entre las tareas que suelo encomendar es comenzar a explorar los cinco sentidos. ¿A qué me refiero con esto? Por supuesto que estos están involucrados constantemente, salvo, está claro, que haya alguna dificultad. Pero sucede comúnmente, sin que la persona tenga esa dificultad (por ejemplo ser no vidente o tener problemas auditivos) termina prestando atención siempre a lo mismo y por lo tanto no incluye variación en su desempeño sexual.

Algunas ideas podrían ser:

Visualmente: ¿Qué me estimula y que le estimula a mi pareja? Esto podría ser alguna ropa en particular, tener en cuenta también el color. La ambientación es fundamental ¿nos gusta con mucha luz o casi en penumbra? Algún espejo en el ambiente puede ser estimulante, particularmente a las personas que les gusta mirarse y mirar a su pareja durante la vivencia del placer.

Olfato: desde hace mucho tiempo se tiene en conocimiento la importancia de este sentido en el apareamiento de los animales. Pero ¿qué sucede en el hombre? Influyen muchos factores en la sexualidad humana, pero no podemos dejar de tener en cuenta las feromonas. El término feromona, proviene de las raíces griegas: pherein que significa transferir y hormone significa excitar y describe una clase de sustancias químicas que utilizan los animales para comunicarse entre sí y que producen conductas estereotipadas o respuestas endocrinas.

En el hombre esto juega un factor importante. También hay que tener en cuenta que cosas son anti-estímulos frecuentes: la transpiración, mal aliento, olores del ambiente desagradables, etc.

Como ya se ha planteado en otro momento, estas son variables fundamentales a tener en cuenta de mi pareja y que le gusta a ella/el en particular. ¿Prefiere con perfume o solo el olor de mi piel? Alguna aromatización particular del ambiente también vale para estos momentos, siempre y cuando sea del agrado de los dos.

Gustativas: los gustos son muchos, las variantes también. Hoy día hay un amplio mercado provisto de geles y lubricantes con distintos sabores. Como también el poder incluir alguna bebida o comida que nos guste y propicie placer.

Auditiva: a algunas parejas les estimula decirse cosas, algunas dulces, otras más provocativas. También una buena música de fondo es algo que puede acompañar placenteramente el momento a la vez que sirve para neutralizar algún ruido molesto que provenga del exterior si fuera el caso.

Táctil: Ir variando como acariciamos y tocamos a nuestra pareja, con mayor y menor presión, incluir alguna textura distinta que nos guste o algún gel o aceite, propicia una sensación placentera del acariciar y ser acariciado. Acá también nos ayuda el mercado por el cual podemos acceder a aceites o geles con efecto frío o caliente.

Como verán, infinitos son los recursos, los gustos y combinaciones que se pueden ir haciendo. No existe límite, salvo el planteado en conjunto con el otro, por lo tanto el poder creativo y animarse a lo distinto es la clave. Para comenzar es importante conocer qué le gusta y excita a mi pareja y permitirnos explorar algo nuevo. Esto nos saca de la rutina, nos coloca a pensar, salir de la inercia conocida y fantasear con el próximo encuentro.

Laura Diaz

Psicóloga/Sexóloga

Share Button

One Response so far.

  1. Laura María Andrade Tovar dice:

    He consultado su sitio por el artículo que publico psyciencia.com sobre valores importantes a fomentar en educación sexual. Les felicito por sus artículos y en particular el que aborda “sexting: entre lo público y privado” es muy ilustrativo en México tanto en ámbitos escolares y laborales por lo que considero un punto de partida para tratar el tema sobre todo con adolescentes ya que me dedico a asesorar a jóvenes de bajos recursos económicos de modo comunitario y en dicho medio incide el hecho de que por lo general son hijos de madres solteras que trabajan y su preparación académica es casi nula, situaciones que representan una barrera para la comunicación de dichos jóvenes con sus padres y que puedan tener una conducción sexual sana; y sean presas del bullyng que se dá en plataformas digitales, conduciéndolos a severas afectaciones psicológicas, por lo que su sitio web se los recomendaré. Gracias y muchas felicidades. Psic.Laura Ma. Andrade T.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− uno = 4

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>