Seguínos en Facebook http://goo.gl/EASU5

   
     +54 0341-156043694 | +54 0341-156807795
Tap To Call

El tercero en la pareja

Estamos acostumbrados a sentir como negativa la presencia de un tercero en la relación de pareja. Nos habituamos a tildarlo de interferencia, intromisión, símbolo de traición, abandono o parámetro de que algo no anda bien. Este tercero no es una persona, no necesariamenteencarna una infidelidad, puede tratarse de una actividad, un viaje, el trabajo, un hobbie o una pasión de alguno de los integrantes de la pareja en el que no esté incluido el otro.

Sin embargo este tercero tiene algunas virtudes, es necesario reivindicarlo en su rol en la pareja. La psicóloga y sexóloga Esther Perel, en sus conferencias alrededor del planeta, tiene la costumbre de preguntar a sus oyentes cuándo su pareja se vuelve más atractivo/a. A pesar de las grandes diferencias culturales que habitan a la humanidad, encuentra respuestas muy similares a esta pregunta. Gran parte de la audiencia responde cosas como “cuando está haciendo algo que le gusta mucho”, “cuando se va de viaje y luego regresa”, “cuando veo que está en una fiesta disfrutando con otras personas”.

Te invito a que te preguntes, como ejercicio, ¿cuándo sientes más atracción hacia tu pareja?

Es entonces a través de este tercero como podemos revivir el deseo en nuestra pareja. Este tercero es el aire, el oxígeno que necesita el fuego para encender.

Durante la etapa de enamoramiento es muy fácil mantener la llama encendida, el oxígeno abunda, hay un mundo de misterios por descubrir y no tenemos que hacer ningún esfuerzo para sentirnos magnetizados por el otro. Osho decía: “conocemos el universo pero no sabemos que es portentoso, los niños lo saben, los que aman lo saben, a veces, los poetas y los locos lo saben”. Parece que la capacidad de asombro viene de la mano de la niñez, del arte, de la locura y también del amor.

Pero luego de algún tiempo, que algunos científicos marcan en un máximo de dos años, el enamoramiento deja paso al “amor maduro” que sí requiere un trabajo, una movilización de energías con un objetivo: mantener la unión vigente. La pareja, no el otro, sino la pareja como entidad que trasciende a sus miembros, requiere ahora que llevemos adelante acciones concretas, requiere voluntad y muchas veces se hace necesario reducir al máximo la posibilidad de sorpresa para mantener algunas cuestiones en orden. Es entonces cuando empieza a existir la posibilidad de que en pro de mantener la unión, sofoquemos la llama que le daba razón de ser.

El mantener la llama encendida muchas veces se vive como una exigencia más, otra obligación que se suma a las otras. Si te propones “tenemos que mantener la llama encendida de la relación” te estás tendiendo una trampa, te estás sumando otra exigencia y es importante tener cuidado con las cosas que nos decimos a nosotros mismos.

Quizá te convenga plantearte ¿qué puedo hacer hoy para dejar entrar el aire en mi relación de pareja? Con esta pregunta damos por sentado que el aire está presente, solo tengo que darme permiso y dejarlo entrar. Puedo hacerlo planeando una actividad en conjunto, una visita al cine, una cena o un paseo, pero también puedo optar por hacer algo por mi cuenta, hacer sola o solo algo que me gusta hacer, facilitarle al otro que realice aquello que añora también es una forma de permitirle respirar a la pareja, de permitir que lleguen aires renovados y es una muestra de confianza en el vínculo. Permitirle al “tercero” una incursión en la relación para que la oxigene, para encontrar a mi pareja más atractiva y posiblemente brindar una imagen enriquecida de mí mismo.

 

Ps. Evelyn Pinto

Share Button

One Response so far.

  1. Dario dice:

    Me parece que es un acierto total de la forma como se puede interpretar y dejar entrar un tercero en la relación, lo más seguro es que si se logre oxigenar. La verdadd creo que un tercero interpretado como otra persona y prácticamente a cantar con la. Pareja…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


cinco × 8 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>